Pastoral

Mensaje de la fiesta de la Inmaculada Concepción de la Virgen Maria

640x453xAngelus.jpg.pagespeed.ic._tx_-6-PcMAyer Lunes 8 de Diciembre fiesta de la Inmaculada Concepción de la Virgen María, el Papa Francisco rezó el Ángelus en la Plaza de San Pedro. Aseguró que “el mensaje de la fiesta de la Inmaculada Concepción de la Virgen María se puede resumir con estas palabras: Todo es gracia, todo es don gratuito de Dios y de su amor por nosotros” además recordó que el Ángel Gabriel llama a María «llena de gracia» porque en ella no hay espacio para el pecado, puesto que Dios la ha elegido desde siempre como madre de Jesús preservándola de la culpa original.

También destacó que la Virgen corresponde a la gracia y se abandona a ella a la vez que también a nosotros se nos pide que escuchemos a Dios que nos habla y que acojamos su voluntad porque según la lógica evangélica ¡nada es más activo y fecundo que escuchar y acoger la Palabra del Señor!

El Papa también afirmó que así como Santa Isabel saluda a María como «bendita entre las mujeres», del mismo modo también nosotros hemos sido siempre «bendecidos», es decir amados y, por tanto, «elegidos antes de la creación del mundo para ser santos e inmaculados». Y si María ha sido preservada, nosotros hemos sido salvados gracias al Bautismo y a la fe. Pero todos por medio de Cristo hemos sido colmados en plenitud.

Al concluir su meditación el Santo Padre dijo que frente al amor, a la misericordia, a la gracia divina derramada en nuestros corazones, la consecuencia que se impone es una sola: la gratuidad. Por esta razón, así como hemos recibido gratuitamente, del mismo modo estamos llamados a dar.

Por lo que recordar: “Todo es gracia, todo es don gratuito de Dios y de su amor por nosotros. Y así como hemos recibido gratuitamente, del mismo modo estamos llamados a dar”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resolver * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.