Culturas del mundo: ¡Bienvenidas!

Todos, a pesar de proceder de distintos países, coinciden en que estudiar en una universidad fuera de casa supone madurar y crecer como persona. Todos coinciden en que la universidad se ha convertido en su segunda casa y sus compañeros y profesores, en otra familia. Para todos, el ambiente internacional que se respira en los pasillos les permite disfrutar de un intercambio cultural constante que les enriquece. Las historias de cómo sus caminos han confluido en el mismo campus son muy diversas, igual que sus lugares de procedencia. Todos persiguen sus sueños. Todos se han dejado llevar por su vocación. Sin embargo, sí hay algo que les une: todos quieren cambiar el mundo.

Tres historias, tres culturas y tres destinos

Cae la tarde en Reino Unido y Ria busca universidades donde poder estudiar Odontología. En  Kazajistán, Tomiris apura sus últimas horas antes de dormir disfrutando de una de sus grandes pasiones, el cine. Y más allá del Océano Ártico, David disfruta del sol de la mañana paseando por Miami.

Ria, odontóloga y bilingüe

Ria quería mejorar el español que aprendió de niña y tenía claro que quería cursar un grado bilingüe de odontología que le permitiese formarse profesionalmente y practicar el idioma. Para esta estudiante británica, estudiar en una Universidad Internacional era un requisito indispensable para elegir destino. Ahora está ya en 5º de Dentistry, el grado bilingüe de Odontología. A punto de terminar su etapa universitaria, Ria cuenta que la recordará como «una experiencia maravillosa» que le ha aportado ya no solo conocimientos técnicos, sino también madurez y crecimiento personal.

De sus cinco años como estudiante, Ria se queda con la parte práctica porque es en la que ha podido ensayar todo lo aprendido anteriormente en clase. El trato con los pacientes y el día a día es lo que más la ha ayudado a convertirse en una profesional. A las puertas de graduarse, Ria está muy agradecida a sus pacientes de la clínica odontológica porque la han ayudado a mejorar su técnica y a perfeccionar su español. Dentro de poco, cuando deje atrás las aulas donde se ha formado, echará de menos, sobre todo, a sus compañeros y a los profesores que la han ayudado en su trayectoria universitaria.

David, un viajero nato.

David, se dedicó a viajar y a vivir en distintos países del mundo antes de escoger su camino. Decidió que su vocación era la arquitectura y se adentró de lleno en la búsqueda de un lugar diferente donde cursar su Grado. Es un viajero nato. Ha visitado múltiples países, empapándose de su cultura, de sus gentes y de sus edificios. Para él, viajar se convirtió en un estilo de vida y gracias a ello descubrió su pasión, la arquitectura. Tiene claro que quiere cambiar el mundo, “rediseñarlo”, como él dice.

Le apasionan la disposición de las ciudades, los distintos barrios, las calles y en general, el urbanismo. Para David los edificios históricos son admirables y lo que más le llama la atención es «cómo en las ciudades europeas todo en general invita a que las personas interactúen». De Valencia le gusta el barrio del Carmen o el centro histórico, porque en ellos puede pasear y pararse a observar, analizar y maravillarse con las fachadas, los locales o incluso los comercios, unos antiguos y otros contemporáneos. Acaba de empezar sus estudios, pero tiene claro que su futuro es el Urbanismo.

Tomiris sueña con trabajar con Tarantino:

Tomiris ha querido ser muchas cosas a lo largo de su vida. Gracias a un curso de fotografía encontró su vocación, la Comunicación Audiovisual. Eligió retarse a sí misma y estudiar dos grados en cinco años. Hoy cursa el Pathway de Comunicación Audiovisual y Publicidad. Tomiris, como casi cualquier persona, tiene su propio sueño: trabajar con Tarantino.

Fue su madre quien la animó a hacer un doble grado de Comunicación Audiovisual y Publicidad. Hoy ella está encantada con esa decisión, pues asegura que si no consigue su propósito -trabajar con Tarantino- podrá optar por hacer otras muchas cosas, como diseñar campañas de productos o incluso carteleras de cine. Tomiris tiene claro lo que quiere y va a por ello, firme y sin dudarlo. Está en primero de carrera, pero tiene muy claro que tener un doble grado y además, haber compartido puntos de vista con personas de distintas nacionalidades es un “plus” que la diferenciará cuando salga al mercado laboral.

Tres historias, tres culturas y tres destinos. Estés donde estés, el día en el que decides dónde quieres estudiar tu carrera universitaria quizá marque el resto de tu vida. Ese momento se convertirá en un punto de inflexión en el que dejarás de soñar con lo que quieres ser y escogerás el camino que te llevará a cumplir tus sueños. Vuela alto. Vuela sin miedo. Why not?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.