5 cosas que puedes hacer en París y también en tu Universidad 👍

1. Comer crêpes antes de entrar a clase

Estudiar en un campus multicultural como el de la CEU UCH tiene sus ventajas, sobre todo a la hora de compartir las tradiciones culinarias de cada país, así que ¿por qué no participar en algunos de los talleres de cocina que organiza Campus Life y conocer el lado más apetitivo de la cultura francesa? Si eso de cocinar con mantequilla no te termina de convencer, no te preocupes, tenemos otras opciones.

2. Escuchar y hablar francés con nativos.

¿Sabes algo de francés? Si es así, tendrás más de 900 estudiantes francófonos con los que podrás practicar el idioma y si no, otras muchas oportunidades para tirarte a la piscina y aprender un nuevo idioma. Para facilitarte el salto, la Universidad ha habilitado The HUB, un centro de conexión entre estudiantes nacionales e internacionales donde siempre ocurre algo. Además del HUB, tienes un servicio de idiomas a tu disposición con clases presenciales y online para conseguir tu objetivo. Otra forma muy dinámica y divertida de aprender es participando en los intercambios de idiomas. Muchos estudiantes francófonos desean perfeccionar su castellano, así que esto a ti te puede venir muy bien para practicar con nativos, además de conocer a los que quizás se convertirán en futuros amigos, contactos profesionales… Quién sabe.

3. Abrir la nevera y encontrarte con un olor a… Francia.

Para aquellos que no tengáis mucho tiempo libre y no podáis asistir a estas sesiones, por qué no compartir piso con otros estudiantes franceses. Es una buena forma de acercarse a la cultura francófona y no es por nada, pero las fiestas en casa con un grupo de franceses al ritmo de Alors On Dance de Stromae (artista belga muy escuchado en Francia) son inolvidables. Además, si eres aficionado al queso, seguro que tus compañeros se apuntarán a una buena raclette (queso suizo que se consume fundido y acompañado tradicionalmente de una patata, un plato muy consumido en Francia cuando te reúnes con amigos y/o la familia) para paliar el frío. Eso sí, compartir piso con compañeros que vienen de un país con más de 1200 variedades diferentes de quesos puede convertirse en todo un reto olfativo a la hora de abrir tu nevera.

4. Compartir tradiciones locales jugando a la petanca con franceses.

Para bajar los efectos de la raclette seguro que viene bien hacer un poco de deporte. “Un poco” hemos dicho. Además de ser muy activos en los deportes universitarios de equipo más extendidos como el fútbol y el baloncesto, tal vez te sorprenderás al saber que al otro lado de la frontera la petanca no es una actividad exclusivamente reservada a jubilados. En el campus, en nuestras pistas deportivas de última generación, podrás experimentar tradiciones muy típicas de Francia apuntándote a un partido de petanca con otros franceses. Para contrarrestar con las tradiciones deportivas insólitas de otros países, la Universidad organiza en algunas ocasiones demostraciones de pelota valenciana para que los que vienen de fuera puedan experimentar también nuestras costumbres locales.

5. Pasear por las calles bohemias de Montmartre con tus amigos.

Ahora es cuando vuelves a leer el titular y piensas “Eso, en el campus, es imposible” Llevas razón, pero ¿quién te ha dicho que estudiar solo se hace en el campus? De hecho, el 100% de nuestros estudiantes tienen la posibilidad realizar una estancia en el extranjero para estudiar o hacer prácticas internacionales en París, Londres o Nueva York, entre otros muchos más destinos.

También es posible que toda tu clase se traslade por un tiempo a Francia, Suiza, Dinamarca, Alemania o Finlandia. Esto precisamente es lo que hacen los futuros arquitectos de nuestra Universidad cuando se van a conocer en directo los proyectos más relevantes de la arquitectura contemporánea, o nuestros estudiantes de Marketing cuando participan en challenges de marketing en ciudades europeas o nuestros médicos, veterinarios y enfermeros cuando hacen sus maletas para aprender ayudando a los demás en países con menos recursos.

A lo largo de tu experiencia por el campus conocerás a estudiantes de París pero también de las otras 75 nacionalidades que conviven en él. Compañeros y amigos a los que tendrás que enseñar cómo se come una buena paella, cómo se viven las fallas, etc. Ellos, a cambio, seguro que te enseñarán todos los rincones de sus ciudades. Así que tal vez te comerás otro crêpe en París con los amigos que has hecho aquí.

Pero, ¿por qué hay tantos franceses estudiando en la CEU UCH?

Hemos aprovechado para hablar con algunos estudiantes franceses y nos han contado por que están aquí y lo que más les gusta de estudiar en el campus internacional de la CEU UCH.

Antoine Petit, estudiante de veterinaria, lleva ya algunos años estudiando en la CEU UCH. Él está muy contento con la opción que escogió y nos explica que el acceso a las titulaciones de veterinaria y fisioterapia en Francia es diferente a el de España. Nos cuenta que “hay que hacer el concurso” con el que normalmente se necesitan dos años de preparación. Si apruebas, puedes formarte, pero si no, tienes que volver a intentarlo el año siguiente. Aquí en España puedes empezar a estudiar lo que te gusta desde el primer año.

Mathilde Ripert, futura veterinaria, nos cuenta que gracias a una universidad como la CEU UCH, “puedes conocer personas de otros países, aprender otras culturas e idiomas en cualquier momento”. Todo ese aprendizaje “te enseña a tener la mente mucho más abierta”.

 

Como ves, aquí y en París, todo en la vida es cuestión de actitud. Nosotros te animamos a que superes tus miedos y te lances a conocer otras culturas de la mano de los nuevos amigos que puedes hacer en la Universidad. Porque ahora estás aquí pero, ¿dónde querrías estar mañana?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.