¡Cuidado con los murciélagos!. Se descubren habitantes de la amazonia resistentes a la rabia.

Algunos habitantes de dos comunidades amazónicas en Perú son resistentes a la rabia de forma natural. Un informe que se publica en American Journal of Tropical Medicine and Hygiene muestra que estas poblaciones, que está expuestas al virus de la rabia y que no han recibido vacunación alguna, han sobrevivido al virus.

Estos resultados son muy interesantes porque, como aseguran los investigadores, «casi todas las exposiciones al virus de la rabia son mortales». Amy Gilbert, del Centro Nacional para Enfermedades Infecciosas Emergentes y Zoonóticas, y autor principal del estudio dijo que estos resultados apoyan la idea de que bajo circunstancias muy singulares, «se puede desencadenar algún tipo de aumento de la respuesta inmune en ciertas poblaciones regularmente expuestas al virus, lo que podría prevenir la aparición de la enfermedad». No obstante, reconoció que la mejor manera de protegerse frente a la rabia es mediante tratamiento médico.

Recomendaciones sobre el manejo de murciélagos (Facultad de Veterinaria CEU)

Evitar todo contacto con murciélagos, especialmente con aquellos que puedan hallarse en el suelo o fuera de su refugio habitual. Dicha observación es especialmente importante tenerla en cuenta para los niños, evitando que recojan los murciélagos que puedan hallar por el suelo. En dicho sentido, sería recomendable enseñar a los niños que no deben tocar nunca murciélagos.

Realizar la manipulación de los quirópteros protegiéndose las manos para evitar mordiscos o el contacto directo con los murciélagos. Se utilizarán guantes gruesos o, en caso de no disponer de ellos, se deberán proteger las manos con trapos o toallas. Posteriormente la protección utilizada para evitar el contacto deberá lavarse con agua y jabón y a poder ser con lejía.

Es muy importante informar periódicamente a los grupos humanos de riesgo de exposición a Lyssavirus de murciélagos sobre cuáles son las medidas preventivas que deben tomarse.

En caso de mordedura, ésta debe ser comunicada a los Servicios Sanitarios y, a ser posible, conservado el animal para ser analizado. Asimismo, es necesario realizar la profilaxis post-exposición específica para personas vacunadas previamente. Es muy importante la limpieza de la herida y la inmunización en las horas siguientes al contacto con un animal presuntamente rabioso para evitar la aparición de la enfermedad y la muerte. Para más información puede ponerse en contacto con la Facultad de Veterinaria CEU.

No tener murciélagos como animales de compañía. Cuando se halle un murciélago fuera de su refugio nunca debe conservarse en cautividad. En tal caso, debe llevarse, tomando las oportunas medidas de prevención descritas a continuación, a los centros oficiales de recuperación de especies.

No comprar quirópteros como animales de compañía, pues pueden estar infectados y a pesar de ello presentar conducta totalmente normal.

Es necesario sensibilizar del riesgo y vacunar preventivamente a toda persona que manipule habitualmente murciélagos.

Enfermedad mortal

Los investigadores realizaron una encuesta en dos comunidades en una zona remota de la Amazonía peruana, donde se han producido brotes de rabia eh humanos causados por mordeduras de murciélagos y comprobaron que algunas de estas personas que habían estado expuestas al virus de la rabia había sobrevivido sin recibir vacuna alguna, aunque el estudio no ha podido determinar si alguna vez experimentaron la enfermedad.

Tras analizar las muestras sanguíneas de 63 personas, los expertos vieron que en 7 de ellos había presencia de anticuerpos neutralizantes del virus de la rabia, lo que evidencia que «habían estado expuestas anteriormente al virus de la rabia». Únicamente uno reconoció haber sido vacunado; el resto de individuos con anticuerpos aseguraron que era poco probable que hubieran recibido atención médica después de una mordedura de murciélago. Desafortunadamente, los investigadores no pudieron determinar cuándo se produjeron las exposiciones al virus o qué animales eran los responsables, pero existen datos suficientes para confirmar la exposición repetida a mordeduras de murciélagos en esta zona de la selva amazónica.

Aunque hay pocos estudios que hayan analizado esta situación, éste no es el primero que ha visto una resistencia natural a la rabia en personas expuestas al virus en zonas donde ésta es endémica. La rabia es una enfermedad viral prevenible porque casi siempre se transmite por la picadura de un animal rabioso, como zorros o murciélagos. El virus de la rabia infecta el sistema nervioso central, provocando que la enfermedad llega al cerebro y causando la muerte. Se estima que más de 55.000 personas mueren de rabia cada año en el mundo.

Para saber más sobre la rabia por mordedura de murciélago

 

 

 

 

 

Fuente: ABC-salud

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.