¿ Cómo tratamos las úlceras en los ojos de nuestras mascotas?

 

Con el paso de los años la ciencia evoluciona. Uno de los avances más recientes es la utilización de tejido, fabricado artificialmente, como injerto, para sustituir la falta de tejido autólogo. En oftalmología, es muy frecuente utilizar estos tejidos sintéticos para cubrir defectos en la córnea (úlceras) y evitar que el globo ocular sufra graves consecuencias.

Existen gran número de biomateriales descritos; los más conocidos son; AmnioVet®, primer producto disponible en el mercado para ser utilizado como injerto, de membrana amniótica, ACell Vet, matriz compuesta a partir de vejiga urinaria porcina y Vetrix® BioSIS, discos oculares compuestos de submucosa intestinal porcina.  La principal ventaja que presentan estos biomateriales es que permiten recuperar la transparencia natural de la córnea lesionada, por el contrario, no aportan vascularización ni factores de cicatrización. Por ello en ciertos casos se recomienda la combinación de estos materiales con injertos de tejido extraídos del propio animal, como son los colgajos conjuntivales.

En el servicio de Oftalmología, del Hospital Clínico Veterinario CEU, ofrecemos cirugía corneal con aplicación de los biomateriales descritos, para reparar úlceras en pequeños animales. Duque, es un Bulldog Francés, macho entero de unos 9 años, que fue remitido por su veterinario, para consulta de oftalmología con una perforación ocular el pasado 17 de octubre.

A pesar del daño que presentaba en la córnea, el ojo fue valorado y presentaba visión por lo que se decidió intervenirlo de urgencia esa misma mañana para realizar cirugía corneal. La anestesia transcurrió sin problemas y la córnea fue reparada suturando un disco de ACell a la córnea y colocando sobre éste un colgajo conjuntival, para favorecer la vascularización e integración del injerto.

Ayer lo revisamos después de 27 días de cirugía y Duque está muy contento, el tejido está cicatrizando favorablemente, no presenta dolor y mantiene la visión. Todavía necesita llevar tratamiento en colirios para evitar la infección, pero en poco tiempo su ojo volverá a tener el aspecto de antes.

Durante el post-operatorio de este tipo de cirugías es importante el cuidado y control que realicen los dueños en casa, para evitar que el animal se de cualquier golpe en el ojo operado, reciba correctamente las gotas y valore cualquier cambio de aspecto externo del ojo que pueda indicar una complicación. En este caso, Duque tiene mucha suerte de tener unos propietarios super atentos que lo vigilan y lo medican estrictamente según nuestras indicaciones.

Esperamos contaros pronto el resultado final, pero por ahora os mostramos unas imágenes de su evolución.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.