Acuerdo sobre cómo informar sobre los malos tratos en televisión

Violencia de género, machista, doméstica, … muchos son los apelativos con los que se intenta designar, con mayor o menor acierto, este tipo de comportamiento agresivo que se ejerce física y psíquicamente contra una persona que no hace sino vivir (incluso llegar a morir) de manera atormentada. Una realidad por desgraciada demasiado presente en la sociedad y que por ello lleva a que con asiduidad los medios de comunicación deban hacerse eco del fallecimiento de otra nueva víctima.

Pero en estos días la noticia más difundida ha estado más relacionada en cómo las televisiones deben mostrar el suceso. Y ello es el resultado de la trágica muerte experimentada por una joven rusa a manos, presuntamente, de su ex compañero. Una alarma social se ha generado como resultado de la aparición previa de la pareja en un programa televisivo en el que ella rechazó la petición de mano realizada ante el público por el supuesto asesino.

Sin entrar en la oleada de generalizaciones y juicios de valor que expone con detalle el sociólogo José Ignacio Wert en su artículo de opinión en Abc.es, resulta interesante que el acontecimiento ha generado un diálogo entre las cadenas de televisión y el Gobierno. En concreto se convocó para ayer, miércoles 28 de noviembre, una reunión entre la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa de la Vega, y las cadenas privadas. El anuncio de la convocatoria tuvo una doble reacción por parte de los dirigentes de las diversas empresas audiovisuales: por un lado lo veían como algo positivo y constructivo (según publicaba elmundo.es con las declaraciones de representantes de las principales cadenas) y por otro rechazaban la imagen que les hacía aparecer como culpables de la lacra social del maltrato (tal y como publicaba Lavanguardia.es).

La reunión (que se ha zanjado, como subraya Elpais.com, con un pacto y no con la creación de un nuevo código de autorregulación) ha establecido tres normas claras de comportamiento. Por un lado, como se destaca en Elperiodico.com, se tendrá que dar mayor seguimiento a las informaciones sobre violencia sexista lo que implica difundir las sentencias dictadas de los casos que se hayan comentado. La segunda regla, que es la más destacada por Abc.es, consiste en recordar el teléfono de atención disponible las 24 horas para las víctimas de malos tratos (el 016). Por último, recordar que, como lacra social que es, el daño lo padece toda la población y por eso es necesario que todos asumamos mayor responsabilidad.

En enero quedará constituido un grupo de trabajo formado por expertos que previsiblemente generará más pautas de actuación para abordar más correctamente, lejos de tintes sensacionalistas, el tratamiento informativo destinado a cubrir esta triste realidad.

Pero, ¿cuál es tu visión sobre la cobertura periodística que se da a la violencia doméstica?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.