Este “duetto” lo compuso Rossini  para mofarse de las sopranos que desafinaban. No pertenece a ninguna de sus óperas..

Rossini era un cachondo mental y un disfrutón de la vida (dejó de trabajar (componer) a sus 33 años y se dedicó a vivir; fue un reputado gourmet). Se suele cantar a dos voces femeninas (mezzo y soprano), acompañadas de piano y su única letra es el miau de los gatos. De ahí que resultase fácil para las cantantes en cuanto a la letra. Pero la música tiene mucha dificultad, especialmente la entonación.  Disfrútalo en esta ocasión con voces blancas (es decir, niños). Vale la pena.