Innovación didáctica de la geometría

Un modo dinámico e inductivo de trabajar la geometría en la Educación Primaria

Hablar de innovación educativa o de innovación didáctia, parece que nos obliga a pensar en todo tipo de dispositivos móviles y a modos de hacer diferentes a cuantos hemos conocido.

Hablar de la enseñanza de la geometría en la Educación Primaria, nos trae a la mente ese apartado del libro de mates que aparece en las últimas páginas y que se da, así de pasada, o no se da. La razón, entre otras de más hondo calado pedagógico, es que no hay tiempo para acabar los programas y “por algún lado habrá que recortar”.

Exageradas pueden parecer estas dos afirmaciones. Sin embargo, describen una realidad muy común: parece que la innovación educativa pase obligadamente por la tecnología y que la geometría consista en memorizar una serie de figuras y fórmulas.

Nosotros, por el contrario, defendemos una innovación educativa que, contando con cualquier herramienta o material pertinente, evidentemente también las TIC, se fundamente en la realidad evolutiva de los alumnos -qué necesitan los niños para su desarrollo- y en la naturaleza del conocimiento con el que se quiere trabajar -de qué se trata y qué realidad describe-.

Estas dos cuestiones nos han llevado en nuestra materia –Aprendizaje y Didáctica de las Matemáticas en Primaria– a diseñar actividades y secuencias de aprendizaje de un modo peculiar.

Se trata de dar respuesta a la necesidad del niño de estas edades de manipular activamente el espacio para poder aprehenderlo

La realidad evolutiva del alumnado de Primaria, nos obliga a plantear una geometría dinámica. Es decir, el aprendizaje pasa por la manipulación e indagación del espacio y las múltiples posibilidades que esto brinda. De esta manera, los invariantes geométricos se convierten en nociones necesarias para la acción y no, simplemente, en objetivos de aprendizaje (mera memorización en la mayoría de los casos). En cuanto a las herramientas y aparatos, parece evidente que se tendrán que incorporar todos aquellos que sean útiles para dar respuesta a este camino dinámico e inductivo de la matemática. Así, lo normal y lógico en el funcionamiento habitual del aula será encontrar junto a los materiales más tradicionales (los que nos siendo útiles) todo tipo de dispositivos electrónicos.

La finalidad última será, como hemos dicho otras veces, no que los niños y niñas de Primaria hagan más y mejores matemáticas; sino que, haciendo matemáticas, los niños y niñas se hagan más y mejor.

2 Comentarios

  1. Es verdad, al menos desde mi experiencia, que la geometría que estudian los jóvenes consiste en memorizar (fórmulas de áreas, volúmenes, apotemas, la medida de los ángulos, etc). Pienso que en Matemáticas lo importante es adquirir razonamiento, lógica y abstracción, más allá de los conocimientos enciclopédicos. Además, esto les resulta (y a mí también) un poco tedioso. ¿Qué hay más maravilloso que disfrutar de la geometría en sí? Construir polígonos o poliedros de papel, manipular objetos geométricos tridimensionales para deducir por su cuenta las diferencias existentes entre ellos, buscar estos objetos en la naturaleza que nos rodea, etc., son actividades que pienso que pueden ser más atractivas. Estas actividades pueden combinarse con la teoría.

    • Totalmente de acuerdo.
      Yo que soy de origen, maestro de Infantil, no puede dejar de ver cómo la aprehensión del espacio, su comprensión y uso son cuestiones que se dan de forma natural y evolutiva en el niño.
      A veces parece que en la escuela no sabemos recoger ese conocimiento o, mejor, esa forma que los pequeños tienen de conocer para darles la posibilidad de ampliar de manera lógica el conocimiento del mundo que les rodea.
      Gracias por tus comentarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.