Reforma universitaria: las universidades podrán decidir si imparten grados de tres o cuatro años

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, flexibilizará el sistema universitario hasta el punto de dejar en manos de los campus la duración de las carreras. Los rectores podrán decidir si imparten, como hasta ahora, grados de cuatro años y másteres de uno, o si optan por grados de tres años y másteres de dos, como hace la mayoría de los países europeos.

Así se establece en el borrador de real decreto, amparándose en el principio de autonomía universitaria del que habla el artículo 27 de la Constitución, que establece tres cosas. La primera es que, en el caso de los grados, «los planes de estudios tendrán entre 180 y 240 créditos» (es decir, durarán entre tres y cuatro años). La segunda, que cuando se trate de títulos oficiales españoles que habiliten para el ejercicio de actividades profesionales reguladas, los planes de estudios «deberán tener 240 créditos» (es decir, ser de cuatro años). Y la tercera, que para hacer el doctorado habrá que tener el título de Grado y de Máster y superar, «al menos, 300 créditos» (es decir, haber aprobado un mínimo de cinco cursos). Todo lo que sea concretar más esta horquilla dependerá de lo que quieran hacer las universidades.

El ministro ha debatido éste y otros puntos de la reforma universitaria que constan en distintos borradores con los rectores de las universidades y con las comunidades autónomas. Los textos se refieren al nuevo sistema de acreditación del profesorado universitario, a la actualización de los requisitos para la creación y reconocimiento de las universidades y a la correspondencia de las titulaciones al Marco Europeo de Cualificaciones.

Lee las noticias relacionadas completas en El Mundo (Wert permite a las universidades decidir si dan grados de tres o cuatro años) y en Ibercampus (Wert discute hoy la reforma universitaria con los rectores y El grado de 3 años no podrá implantarse antes de 2015).