La adaptación de las enseñanzas universitarias al entorno digital en el marco del EEES

Son muchos los expertos en educación que consideran que la enseñanza no responde adecuadamente, de manera mayoritaria, a las nuevas exigencias sociales, a la formación que debería darse a los jóvenes del siglo XXI para facilitarles, por ejemplo, un exitoso desembarco en el mercado laboral. Afirman que mucho de lo que se les enseña no les sirve luego, y que en parte ésta es la razón por la que muchos abandonan sus estudios.

Advierten algunos educadores que a estas generaciones se les debe enseñar teniendo en cuenta efectos de ese mundo digital como que no conciben no participar ni poder elegir; exigen respuestas inmediatas; cuesta más retener su atención en un único tema; les resulta fácil trabajar en red, relacionar aspectos… Pero a la mayoría se les educa con pocas diferencias respecto a 20 años atrás.

Desde la ANECA, afirman que los estudiantes eligen carrera de manera vocacional o pensando en el futuro profesional, pero que el marco ha cambiado y hay una formación extra que no se ciñe a los programas tradicionales. Explorar cómo se puede enseñar con las nuevas tecnologías ha dejado en un segundo plano la revisión de qué se enseña o de los contenidos.

Lee el artículo completo en La Vanguardia