La acreditación y el 3+2 centran las VI Jornadas de Calidad de las Universidades Españolas

jornades_qualitat

Las unidades de calidad de las universidades españolas se han dado cita a finales del mes de mayo en las VI Jornadas de Reflexión y Debate, celebradas en esta ocasión en el edificio La Nau de la Universitat de València.

El encuentro ha versado sobre el análisis técnico de los programas institucionales de calidad, principalmente acerca de la renovación de la acreditación, que es el proceso prioritario en el que están inmersos en estos momentos los centros universitarios.

La conferencia inaugural, a cargo del director de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (Aneca), Rafael van Grieken, ha desvelado además algunas orientaciones sobre la implantación de grados de tres años.

Según van Grieken, si una Universidad desea implantar un Grado de 180 créditos ECTS y actualmente posee el mismo Grado en su versión de 240 créditos, será necesario extinguir el Grado actual, ya que ambos planes de estudios no pueden convivir en la oferta académica del mismo centro. Para ello, la agencia pondrá en marcha un proceso de verificación abreviado.

Sin embargo, para poder optar a esta transformación, el Grado actual de 240 créditos deberá haber renovado su acreditación. Para presentar nuevas propuestas de grados de tres años, el proceso de verificación será el habitual establecido por la Aneca.

Con un Grado de 180 créditos, el alumno podrá acceder perfectamente al mercado laboral, y para ser admitido en un programa de Doctorado, necesitará como hasta ahora al menos 300 créditos, aunque las combinaciones para obtenerlos pueden cambiar.

Con la nueva normativa, los grados pueden contemplar desde 180 hasta 240 créditos, lo cual significa que puede implantarse uno de 210 créditos, al igual que sucede en algunos países de Europa. Igualmente, los títulos de Máster pueden tener desde 60 hasta 120 créditos, rango en el que se incluyen por ejemplo másteres de 75 créditos, también implantados en otras zonas del Espacio Europeo de Educación Superior.

Las profesiones reguladas continuarán rigiéndose por su normativa específica.

Acreditación de títulos y centros

En cuanto al proceso de acreditación, las universidades con el 50 por ciento de sus titulaciones oficiales acreditadas y con la certificación de la implantación de su Sistema de Garantía Interna de Calidad (SGIC), podrán obtener la acreditación del centro en su conjunto.

Esa acreditación tendrá una validez de cinco años, pasados los cuales la agencia de evaluación externa correspondiente volverá a evaluar el SGIC y un conjunto de títulos que no hayan sido acreditados anteriormente. Incluidos títulos propios, que “deberían seguir los mismos estándares de calidad que los oficiales”, según ha afirmado el director de la Aneca. Van Grieken ha comentado además que este nuevo sistema “abre la posibilidad futura de que la verificación sea autorregulada por cada Universidad”.

Acredita Plus, Docentia y Audit

En las VI Jornadas de las Unidades de Calidad también se han abordado programas como Acredita Plus, Docentia y Audit, en un interesante formato debate que ha permitido discernir las bondades y áreas de mejora de estos procesos, y en el que ha participado el director de la Agència Valenciana d’Avaluació i Prospectiva (AVAP), Jacobo Navarro, defendiendo la perspectiva de las agencias.

Por otra parte, distintas universidades han expuesto buenas prácticas, presentadas en originales formatos de contenido audiovisual, que han aportado otra interesante forma de ver la calidad en la educación superior.