Eliminar carreras con pocos alumnos y adaptar las clases a Bolonia ahorraría 2.100 millones, según un estudio

La crisis económica ha acabado con muchos años de bonanza para la Universidad española, durante los cuales ha mejorado enormemente el sistema. Y, aunque siempre se puede discutir si la financiación ha sido suficiente (o si la mejora ha sido suficiente), lo cierto es que lo ha hecho de la mano, entre otras cosas, de un aumento sostenido de su presupuesto.

Más información en El País