Ley de Servicios Profesionales, ¿hay algo positivo? (3)

Uno de los mayores errores del borrador de anteproyecto de la Ley de Servicios Profesionales es sin duda quebrar la relación entre formación y competencias. En España los planes de estudios de los títulos universitarios fijan unos conocimientos y capacidades que conducen directamente a la obtención de un título, que habilita el reconocimiento de unas competencias profesionales. Así pasa con los médicos, farmacéuticos, veterinarios, arquitectos, y también los ingenieros.

No parece lógico que independientemente de lo que se estudie, se obtengan las mismas competencias profesionales. Los propios Colegios de Ingenieros se pronunciaron hace unos meses en ese mismo sentido, cuando lo que se proponía desde el Gobierno era la horizontalidad de las ingenierías: es decir, que cualquier ingeniero, fuese cual fuese su especialidad, pudiese realizar cualquier proyecto. En pocas palabras, una invasión de competencias entre los propios ingenieros, una pérdida de la reserva de actividad por especialidad de ingeniería. 

Os dejo a continuación las perlas que escribieron los representantes de los ingenieros defendiendo sus competencias entre ellos mismos. Qué diferentes son ahora sus posiciones, cuando se trata de invadir las de los Arquitectos. Lo mínimo que se puede decir es son profundamente incoherentes.  

 

“El principio de eliminación de las competencias propias de cada rama de la ingeniería basándose en el núcleo común de conocimientos a todas ellas raya en el absurdo y solo muestra la ignorancia absoluta de la complejidad de la técnica de quienes la promueven”

Jesús Rodríguez Cortezo, decano del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Madrid (11-02-2011).

 

“De la lectura de los documentos ministeriales se puede anticipar que la futura Ley pretende una nueva regulación de las atribuciones de las ingenierías estableciendo un  nuevo modelo donde cualquier ingeniero está habilitado para cualquier actividad profesional de las que ahora  están reservadas a los ingenieros en sus distintas ramas y especialidades, partiendo de que todos los titulados en ingeniería comparten un núcleo común de conocimientos suficiente para habilitarles a realizar todas las funciones que tienen los ingenieros, sin alterar el modelo académico siguiente. Todo ello nos lleva a preguntarnos dónde ha quedado la preocupación por la seguridad de los ciudadanos ya que el objetivo de la reserva de actividad que a cada profesión corresponde, no es más que una garantía de futuro para el ciudadano, que debe tener claro a qué profesional se dirige y en demanda de qué servicio.”

Web del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de la Comunidad Valenciana (2011).

 

“Basta con un análisis de las diferentes órdenes que establecen los requisitos para la verificación de los títulos universitarios oficiales que habilitan para el ejercicio de las diferentes profesiones de ingeniero (aeronáutico, minas, navales, caminos, canales y puertos, montes, industrial, telecomunicación y agrónomo) para percatarse de que el núcleo general de conocimientos académicos es sumamente específico en cada una de las ramas de ingeniería. De esta forma, parecería absurdo que alguien que haya obtenido los conocimientos que le habilitan para ejercer una concreta profesión regulada de ingeniero -naval, industrial, de montes, etc.- pudiera disponer de atribuciones profesionales sobre un área ajena a sus conocimientos”

Unión Profesional de Ingenieros, referido en un árticulo del Presidente del Colegio de ICCP, Juan Antonio Santamera Sánchez (14-12-2012). 

 

“Debemos tener en consideración que el entonces Gobierno de España había elaborado un borrador de Ley de Servicios Profesionales con la cual textualmente se pretendía “admitir expresamente que TODOS los titulados en ingeniería tendrán reconocidas facultades para realizar CUANTAS funciones le atribuya la normativa vigente a CUALQUIER rama de la ingeniería. Un modelo dónde CUALQUIER ingeniero estará habilitado para CUALQUIER actividad profesional de las hasta ahora reservadas a los ingenieros en sus distintas ramas y especialidades”. Es decir que, cómo según el entonces Gobierno, un Ingeniero de Montes y otro Industrial tienen un núcleo común de conocimientos, el Industrial podría dirigir la reforestación de un bosque, el de Montes la construcción de una central nuclear, ¿y por qué no el de Edificación, siendo ingeniero, podría, además de hacer todo eso, incluso, edificar un avión?. Desde luego hacía bien el Presidente de los Aparejadores al traducir que el llamarse ingenieros les posibilitaría “entrar en ámbitos que antes no eran de su incumbencia”. No lo digo yo, lo dijo él. Entenderá que, por tanto, nosotros defendiéramos los ámbitos que consideramos que son de nuestra competencia.” 

Luis-Manuel Tomas Balibrea, Presidente de la asociación de Ingenieros Industriales de España (17-01-2012). 

 

“Efectivamente, todas las ingenierías tenemos sólidos conocimientos de matemáticas, física, química… ¿Y qué? ¿Son lo mismo las estructuras, la navegación aérea o marítima, los procesos industriales, las redes de comunicación, el movimiento de tierras, la minería etc.? ¿Nada de eso exige conocimientos específicos?” 

“Consideramos que este dato deja absolutamente en evidencia la afirmación que se hace el informe respecto a la existencia de un núcleo común de conocimientos suficiente para justificar la no reserva de actividad que se pretende y ponemos de manifiesto la irresponsabilidad que esta afirmación y esta medida podrían acarrear cara a la sociedad, a los ciudadanos y usuarios de los servicios profesionales de la Ingeniería y el daño irreparable que se haría a la propia profesión y por ende la perdida de prestigio de la misma frente a la Ingeniería europea y mundial y su repercusión económica negativa.”

Jesús Rodríguez Cortezo, decano del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Madrid (11-02-2011). 

 

Cambiemos ahora la palabra ingeniería en negrita, por la palabra Arquitectura

 

Más información en el post de José María Echarte: http://nmas1.wordpress.com/2013/01/30/estrategias-de-defensa-contra-la-lsp-parte-1/

7 Comentarios

  1. No comparen una obra de ingenieria con una simple obra de edificación.
    Si se esta capacitado para proyectar o dirigir la obra de un centro comercial o estacion de viajeros o simplemente la vivienda del guarda, es dificil sostener que un ingeniero con competencias en edificacion no pueda proyectar una vivienda unifamiliar entre medianeras.

    • Ahí te doy la razón. La primera goleada nos la metieron con la LOE, en la que de forma incomprensible se forzó a que los ingenieros pudieran proyectar la casa del guarda…y de aquellos polvos, estos lodos

    • Quizá la vivienda del guarda debería de ser también proyectada y dirigida por un arquitecto… seguro que lo agradecería. Y de centros comerciales, mejor ni hablamos… ahora son productos lamentables, yo me quedo con el mercado de Trajano romano. ¿Estaciones? ¿Por que los concursos públicos los ganan siempre los arquitectos? En proyectar no hay color…

  2. Al margen de la consideración que ha levantado la “supuesta polémica” referente a obras en los colectivos afectados me gustaría desde aquí remover algunas conciencias pues tras perder el tiempo leyéndola no he podido pasar de la Disposición Adicional Quinta en la que puedes apreciar claramente la contradicción y el ya cotidiano mal hacer de los legisladores.

    Europa lleva exigiendo la liberalización hace años y se han limitado a dejar las cosas tal y como están. Desde el artículo 1º hasta esa Disposición todo son palabras muy bonitas para acallar las exigencias de Bruselas y a partir de dicha disposición te das cuenta de que todo lo dejan exactamente igual al quedar sin derogar la practica totalidad de atribuciones -artificiales o no-de cada colectivo.

    Otra nueva chapuza de los ampulosos legisladores que nos lleva a considerar cuestiones tan trascendentales tales como:

    1º ¿Legislan un texto articulado supuestamente novedoso, para posteriormente contradecir lo que promulga de una manera Kafkiana..?(Esperan que los contratos con la administración publica sean diferentes en sus directrices y requisitos del que desarrollen los particulares)…muy poco creíble

    2º¿Para estas chapuzas, disparates y sandeces articuladas se les paga a los políticos del bolsillo del ciudadano?

    Resumen:
    Cualquier chimpancé del zoo de Madrid sería, por sí solo, más capaz y competente de sacar adelante un texto de forma breve, eficaz y fundamentalmente útil acorde a las directrices europeas…

  3. En este anteproyecto de ley se ataca además directamente a la Ing. Informática buscando la total desaparición de la misma dado que sus profesionales no podrían ejercer legalmente ninguna actividad, quedando excluidos del marco jurídico establecido.
    Así mismo, los estudios de grado y máster en informática también quedan excluidos del marco normativo de las ingenierías, lo que causara la paulatina desaparición de los estudios más extensamente impartidos en las universidades españolas, dado que serían los únicos estudios de ingeniería que no conducirían al ejercicio de ninguna profesión.
    Por último, y como efecto más grave, los ingenieros en informática españoles no podrán solicitar la tarjeta profesional EU, al no estar reconocidas en España sus cualificaciones, lo que impedirá dramáticamente su movilidad profesional en el territorio europeo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.